TU NO ESTAS SOLO O SOLA EN ESTE MUNDO SI TE HA GUSTADO UN ARTICULO COMPARTELO Y EVIALO A LAS REDES SOCIALES, FACEBOPOK, TWITTER

Sunday, September 25, 2005

ANALISIS DEL PERJUICIO QUE PROVOCA EL TABAQUISMO Y EL FUMADOR PASIVO.
SE REQUIERE UNA CAMPAÑA JURIDICO - MARKETERA PARA RESPONDER A MILES DE CIUDADANOS QUE PIDEN DEMANDAR A LAS COMPAÑIAS TABACALERAS Y AL ESTADO....

Documentos informativos Tabaco Salud
EDITADO AL ESPAÑOL: N. Herrera -_PWR-VENEZUELA- Media Project WHO
11va. Conferencia Mundial sobre Tabaco y Salud
ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD
– Chicago, Illinois, USA.
Editado al español por OMS/OPS Venezuela
Proyecto de Medios "Don´t be dupet" OMS

LITIGIO EN CONTRA DE LA INDUSTRIA DEL TABACO.
Las demandas judiciales en contra de la industria tabacalera pueden usarse para responsabilizar a ésta de sus desaciertos, además, con las mismas se pueden obtener muchos otros beneficios potenciales. (1)
Compensación: Las demandas ofrecen la posibilidad de obtener grandes retribuciones monetarias las cuales pueden ayudar a cubrir los costos médicos incurridos a causa del tabaquismo, a su vez pueden brindar algún tipo de compensación tanto para los sistemas de atención de la salud que son financiados por los gobiernos, como para los individuos afectados. Si se ganan estas demandas, se pueden forzar a las compañías tabacaleras para que paguen por los daños causados por sus productos obligándolos de esta forma a que aumenten los precios de los cigarrillos que, a su vez, ayudaría a reducir los niveles de consumo.
El Fortalecimiento de las Acciones Legislativas y Reglamentarias:
Con las demandas judiciales que se entablan en contra de la industria tabacalera se atrae la atención del público sobre los abusos de la industria y ponen de relieve tanto los riesgos que representa el tabaquismo para la salud pública y que ellos ocultan, como el fracaso de los gobiernos en la aplicación de medidas reguladoras.
Publicidad:
A través de los casos archivados, de los procedimientos previos a las audiencias y con las mismas audiencias judiciales, se pueden atraer la atención de los medios de comunicación y por ende, lograr una cobertura sustancial, que a su vez puede proporcionar un mayor fortalecimiento de la lucha antitabáquica desde las etapas iniciales, y de los cuerpos legislativos y reguladores. La cobertura de los medios es también importante pues sirve para deshacer el encanto de la industria tabacalera, y a la vez pone al descubierto los desaciertos de las corporaciones, lo cual es de gran utilidad para ayudar en los esfuerzos por un cambio de actitudes sociales frente al tabaquismo.
La Publicación de los Documentos:
Los sistemas legales permiten que se realicen "los descubrimientos" substanciales, los cuales son un conjunto de actos procesales destinados a que las partes de un litigio obtengan informaciones y pruebas relevantes sobre los hechos relativos a tal litigio y puedan entablar las demandas pertinentes.Con las demandas judiciales se han puesto al descubierto los documentos internos de la industria tabacalera los cuales arrojaron luces sobre las estrategias de la industria y sobre los daños ocasionados a la salud pública. Estos documentos no sólo sirven de ayuda en los pleitos judiciales sino que también pueden ayudar en los esfuerzos realizados por los cuerpos legislativos y reguladores.
Cambiando las Actitudes de las Compañías:
Además de la compensación monetaria, la parte demandante, especialmente si es el gobierno, puede exigir a la compañía tabacalera un cambio de actitud. En el caso de los Estados Unidos, los gobiernos estatales a través de discusiones conciliatorias pudieron negociar ciertos cambios en las prácticas de mercadeo del tabaco.
La Experiencia Estadounidense.
Las demandas emprendidas por los Estados Unidos, y que han atraído la atención del mundo por los billones de dólares que tuvo que pagar la industria tabacalera, son el producto de décadas de prolongados esfuerzos por responsabilizar a las compañías tabacaleras ante el sistema legal estadounidense. En un principio ninguna de estas demandas legales tuvieron éxito. Más de 800 casos de reclamos por daños y perjuicios personales ocasionados por la industria y archivados entre los años de 1950 y 1993 no fueron resueltos. Solamente fueron probados 23 casos y en aquel único caso donde los demandantes ganaron en la fase de la audiencia principal, no tuvieron éxito debido a las apelaciones introducidas. Las compañías tabacaleras tuvieron éxito en las rondas iniciales de demandas por las siguientes razones:
lanzaron las más agresivas y costosas defensas, rehusaron entablar negociaciones, se resistieron a las ordenes de la corte a suministrar documentos y solicitaron la postergación de los juicios con el fin de minar la parte demandante en cuanto al aspecto financiero y emocional; y
aún cuando niegan el hecho de que el tabaquismo ocasiona problemas para la salud, los
abogados que trabajan para la industria sostienen que los fumadores están conscientes de
los riesgos que implica el tabaquismo. Según ellos, los fumadores deciden voluntariamente fumar y que por lo tanto "asumen el riesgo".
Sin embargo, esta ola de demandas legales ha puesto al descubierto documentos importantes, también ha puesto en el tapete los desaciertos de las compañías e incluso ha logrado atraer, de una u otra forma, la atención de los medios.
Los estados y la coalición conformada por varios bufetes de abogados iniciaron una nueva ronda de demandas a mediados de la década de los 90. Estos juicios se basaron en dos principios:
Reembolsos de los Gastos Médicos: En Estados Unidos, los diferentes estados entablaron demandas legales a fin de obtener reembolsos por concepto de gastos de atención médica para sus asegurados víctimas de enfermedades ocasionadas por el tabaquismo También se presentaron cargos por la violación de la ley antimonopolio y de las leyes de protección al consumidor. Las compañías de seguros privadas y los departamentos de atención salud de los sindicatos demandaron a las compañías tabacaleras utilizando los mismos planteamientos teóricos que presentaron los gobiernos estatales.
Acciones de Clase: Las víctimas se unieron para entablar acciones de clase (consisten en demandas en donde un integrante de un grupo o clase entabla juicio en nombre y en beneficio de los demás integrantes del grupo o clase, es así que las partes afectadas que comparten los mismos casos unen sus demandas en una sola acción). En algunas de estos juicios se hizo énfasis sobre el aspecto de la adicción, y se exigieron indemnizaciones además de la implementación de programas dirigidas a abandonar el hábito. Otros se centraron en los desmanes de la industria tabacalera y en los daños que ocasionan sus productos en un significativo número de fumadores y no fumadores.
Ambos tipos de acciones de clase se basaron en documentos que habían sido previamente revelados y en donde se ponía de manifiesto que la industria tabacalera estaba consciente desde hace mucho tiempo de los daños que producían los cigarrillos (incluyendo la adicción) Además los documentos también revelaban aspectos sobre la conducta inadecuada y deliberada de la industria tales como la manipulación de los niveles de nicotina en sus productos.
Estas demandas generaron serios problemas a la industria y afectaron la estimación de sus productos y la imagen pública.
A finales de 1998, la industria hizo convenios con todos los estados que conforman el país en un intento por poner fin a las principales demandas iniciadas por dichos estados. Las compañías acordaron en desembolsar más de 10 billones de dólares por año por un tiempo ilimitado, acatando ciertas restricciones de mercado y divulgando públicamente los 35 millones de páginas de los documentos internos de la compañía. La industria también terminó con una demanda de acción de clase que se había entablado a favor del personal no fumador de las aerolíneas, acordando pagar 300 millones de dólares para un fondo de fideicomiso
Desde entonces, la industria ha sufrido una serie de reveses legales. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos presentó demandas legales a las compañías con el objeto de lograr cambios en los procedimientos de la industria y de recuperar el dinero gastado por los programas federales en el sector salud para el tratamiento de enfermedades causadas por el tabaquismo. Los jurados de los estados de California, Oregon y Florida responsabilizaron a las compañías de tabaco por los daños causados a los fumadores así como por daños punitivos substanciales. La más drástica de las acciones fue la tomada por un jurado en Florida en una demanda del tipo acción de clase en la que se encontró que toda la industria tabacalera de los Estados Unidos tenía suficientes motivos de censura por daños punitivos.
Demandas fuera de los Estados Unidos.
En los últimos años un gran número de gobiernos fuera de los Estados Unidos han emprendido demandas en contra de las compañías de tabaco (2). En algunos países las personas han demandado a las industrias de manera individual o han emprendido acciones de clase. Tal como sucedió en el mes de Mayo de 2000:
Las Islas Marshall así como la provincia canadiense de Columbia Británica entablaron juicios en las cortes locales en contra de la industria del tabaco con miras a la obtención de reembolsos de los gastos médicos. El fondo para la salud más grande de Israel presentó demandas en contra de las compañías tabacaleras de Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel con el fin de obtener las indemnizaciones pertinentes por los gastos médicos incurridos.
Se entablaron demandas legales en las cortes locales de Australia, Brasil, Canadá, India y Nigeria con el fin de sancionar a las multinacionales del tabaco y / o sus compañías filiales. En Israel, se presentó una demanda de acción de clase en contra de la compañía tabacalera israelí, Dubek.
Personas ya sea de manera individual o conformando pequeños grupos han presentado demandas en contra de las compañías tabacaleras en países como: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Holanda, Noruega, Polonia, Sudáfrica, Corea del Sur, Sri Lanka y Turquía.
Los gobiernos de las distintas provincias de Colombia han entablado demandas en contra de la Philip Morris alegando que ésta ha estafado al fisco local por billones de dólares a través de un complejo esquema de contrabando y lavado de dinero. Del mismo modo, el gobierno de Ecuador presentó una demanda similar haciendo responsable por conducta ilícita a la empresa Philip Morris y la R.J Reynolds por evasión de impuestos a través del contrabando. Por otra parte, El gobierno de Canadá está demandando a la R.J. Reynolds por su supuesta implicación en operaciones de contrabando los cuales permitieron la desestabilización de las políticas impositivas del gobierno (3).
Los gobiernos de Bolivia, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Ucrania, Venezuela, varios estados de Brasil, al igual que la provincia canadiense de Ontario presentaron demandas
en los Estados Unidos con el propósito de obtener de las compañías tabacaleras los reembolsos por concepto de gastos médicos para la atención de la salud. En Diciembre de 1999, el caso presentado por Guatemala fue rechazado por el juez que presidió el tribunal alegando que el gobierno no pudo probar "daños directos" por las acciones de las tabacaleras (4). El mismo juez también rechazó los casos presentados por Nicaragua y Ucrania.
Hasta el momento del fallo en contra del caso de Guatemala, varios analistas en materia legal opinaron que los Estados Unidos era el lugar de debate más idóneo debido, entre otras razones, a los "discovery rules" (conjunto de reglas procesales destinados a que las partes de un litigio obtengan información y pruebas sobre los hechos relativos a tal litigio) y a la ausencia de requerimientos en donde la parte litigante perdedora pague los gastos de la parte ganadora.
La forma cómo se desarrollen las demandas legales emprendidas por los países (excluyendo a Estados Unidos), dependerá en parte del lugar donde se presenten. Los sistemas legales de los "discovery rules" y de las compensaciones difieren. Los sistemas legales de algunos países, pueden impedir que prospere una acción legal de un caso civil en contra de la industria tabacalera, mientras que otros no estarían lo suficientemente habilitados para manejar tales casos por demás extensos, debido principalmente a las estrategias de la industria por obstaculizar y retardar los procesos y por el incumplimiento de las órdenes judiciales. Por otra parte, la mayoría de los cuerpos legisladores tienen el poder de adoptar leyes de autorización o habilitación (tal como hicieron en Columbia Británica) con el fin de vencer algunos de estos obstáculos. Incluso algunos juristas conservadores se verán motivados a actuar cuando tengan que enfrentarse con la industria y su afrentosa conducta.
Conclusión
Mientras que por una parte los litigios en contra de la industria del tabaco ofrecen beneficios potenciales y significativos, por otra parte requieren tanto de habilidad y pericia como también de recursos, y pueden no ser una estrategia del todo viable para todos los sistemas legales. A la final, la decisión de emprender demandas dependerá del estudio cuidadoso y detenido de las leyes y del marco legal de cada país. Aun cuando las probabilidades de un éxito legal se vean empañadas los litigios se consideran muy valiosos puesto que fomentan cambios legislativos o reglamentarios.
Recursos en la Red
Tobacco Products Liability Center
http://www.tobacco.neu.edu/
Roberta B. Walburn, "The Prospects for Globalizing Tobacco Litigation", WHO’s
International Conference on Global Tobacco Control Law: Towards a WHO Framework Convention on Tobacco Control, New Delhi, India, 7 January 2000
http://www.who.int/toh/fctc/delhi/delhipapers.html
Graham E. Kelder and Richard Daynard, "The Role of Litigation in the Effective Control of the Sale and Use of Tobacco", Stanford Law & Policy Review,Vol. 8, 1997.
Carrie Johnson, "Wave of Foreign Tobacco Suits Hits U.S. Shores",Legal Times, 23 November 1998.
For details see http://www.public-i.org/story 01 052300.htm and Meg Richards, "Ecuador Files Tobacco Suit", Associated Press, 6 June 2000, and
http://www.nsra-adnf.ca/english/smuggling.html
(4) Bill Miller, U.S. Court Rejects Guatemala Suit: Judge Says it Cannot Prove "Direct
Injury" by Cigarette Makers,"Washington Post, 31 December 1999.

Consultor: Natasha Herrera
natasha@ven.ops-oms.org

Tabaquismo, demandas a las compañías Rodrigo González, consultajuridica.blogspot.com. rogofe47@hotmail.com, tabaquismos21.blogspot.com

1 comment:

Wontolla said...

Oye, tus sitios fueron agregados hace rato a la "breve guía de blogs chilenos". Están en las clasificaciones "Temáticas". Asi qeu no hay necesidad de seguir mandándolos una y otra vez.

salu2